Educación sexual sí, pero que sea integral: campaña por los derechos sexuales y reproductivos

Escrito por el 4 Septiembre 2019

El lanzamiento de esta nueva campaña reinstala el debate por la necesidad de una Educación Sexual Integral en todos los establecimientos educacionales del país, que contemple la opinión de estudiantes, asegure información fidedigna, con un enfoque de género y de derechos humanos para todas, todos y todes.

En el contexto del Día Mundial de la Salud Sexual, este martes Amnistía Internacional Chile junto a la Red de Estudiantes y Activistas por la Educación Sexual Laica e Integral presentaron su campaña “Educación sexual sí, pero que sea integral” en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE). Junto con el lanzamiento, se realizó una jornada educativa pública en la misma casa de estudios y que convocó a numerosas personas.

Amnistía Internacional lleva 4 años trabajando con jóvenes en diferentes territorios de Chile sobre la comprensión y el ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos. En este marco, ha identificado la necesidad urgente de que se implemente en el país una verdadera Educación Sexual Integral (ESI).

Por esto han señalado que es de vital importancia que la ESI llegue a los establecimientos educacionales y que asegure una información científicamente precisa, gradual, adecuada a cada edad y etapa del desarrollo de las personas. Asimismo, que posea un enfoque de género y derechos humanos, tal como lo reconocen diversos organismos internacionales como la Unesco.


Sobre esta iniciativa conversamos en la Radio JGM con el activista Martín Cabezas, de la Escuela Es Mi Cuerpa la que también pertenece a la Red de Estudiantes y Activistas por la Educación Sexual Laica e Integral y que ha participado en el levantamiento de esta iniciativa.

¿Cuál es la finalidad de exigir Educación Sexual con el componente de integralidad?

Exigimos una Educación Sexual Integral (ESI) para prevenir y disminuir las infecciones de transmisión sexual, especialmente del VIH Sida, también la violencia contra mujeres y niñas, contra las diversidades sexuales y de género, el abuso sexual infantil y adolescente, prevenir el embarazo y el aborto. Pero también para que les jóvenes conozcan y accedan a los servicios sexuales y reproductivos que debería garantizar una ESI, además para que conozcan sus derechos sexuales y reproductivos como derechos humanos. Para que esto sea posible es necesario que haya un cambio curricular, presión desde les mismos jóvenes y un empoderamiento entre todes.

 

Debido a lo anterior, la campaña contempla la participación de jóvenes a lo largo de todo el país lo que es posible gracias a que la Red se distribuye por regiones como Atacama, Bíobío, Maule, Magallanes, Valdivia y Metropolitana.

La campaña tendrá jornadas educativas y de entretención en todas las regiones mencionadas, tal como lo contempló el lanzamiento en la UMCE. En el caso de la Metropolitana, Cabezas comentó que se llevará a cabo el festival Muévelo por la ESI -en lugar por confirmar- donde se realizarán conversatorios, charlas, habrán stand de artistas y de otras agrupaciones sociales. Además contará con una zona de perreo para que quienes asistan puedan bailar y disfrutar de un espacio libre de acoso, discriminación o cualquier tipo de violencias.

Responsabilidad de Estado

Actualmente todos los establecimientos que dependen del Estado tienen la obligación de impartir Educación Sexual, ¿cuáles son las deficiencias en materia de monitoreo y evaluación de los planes actuales?

El monitoreo no está regularizado. Por ejemplo, envían un correo a los establecimientos y preguntan “¿tienen educación sexual?” y el colegio responde sí. Pero tenemos cifras que indican que el 55,1% de los jóvenes declaran una baja o nula entrega de información sobre sexualidad, y de ese porcentaje el 83,8% señala no haber asistido nunca a un taller de educación sexual en su establecimiento, según el estudio de Amnistía Internacional (2016). Esto refleja que el monitoreo está siendo casi falsificado porque según la estadística les alumnes no están recibiendo Educación sexual.

Por otra parte, la ley dice que la Educación Sexual tiene que ser enseñada desde los valores institucionales. Entonces en un colegio Opus Dei del barrio alto y muy conservadores, lo más probable es que hablen de prácticas como la abstinencia lo que precariza la educación sexual integral y nuestro desarrollo dentro del mundo sexual.

¿Qué recomendaciones le hacen al Estado de Chile para tener una ESI?

Principalmente tener un enfoque de género,  también desde la afectividad porque podemos hablar mucho de sexualidad dentro del plano del coito, pero dejamos de lado las orientaciones sexuales. Y el enfoque de género habla de mostrar las disidencias de género como son la transgénero, transexuales, géneros no binarios, entre otras.

Otras recomendaciones son que la Educación Sexual sea gradual, que a lo niños chicos no se les enseñe creyendo que tienen una educación sexual avanzada, por ejemplo, empezar a hablar de consentimiento para que a medida que suben de nivel vayan aprendiendo en el desarrollo.

Puedes escuchar la entrevista completa realizada en el Noticiero Ciudadano a continuación:

Ir a descargar

 

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA