Director de Techo Chile: “El estallido social y la pandemia han hecho evidente la situación de hacinamiento crítico en el país”

Escrito por el junio 8, 2021

El director de la fundación, José Francisco Yuraszeck, reflexiona sobre el déficit habitacional, el vertiginoso aumento de campamentos y personas asentadas en ellos y la importancia del acceso a la vivienda en la nueva Constitución.

Por Andrés Segovia

José Francisco Yuraszeck es ingeniero civil, capellán del Hogar de Cristo y director de Techo Chile, institución que junto a Fundación Vivienda construyeron el Catastro Nacional de Campamentos 2021 sobre la base de consultas y trabajo en terreno con las comunidades. Desde su experiencia en temas habitacionales y colaboración con agrupaciones sociales, para Yuraszeck “el estallido social y la pandemia han hecho evidente la situación de hacinamiento crítico en el país”, lo cual se ve reflejado en las cifras entregadas por el catastro. 

El registro indica que hoy existen 81 mil 643 familias que habitan en 969 campamentos en el país, siendo éste el dato más alto desde 1996. En comparación a lo arrojado por el Catastro del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) 2019; estos resultados significan un aumento del 73,52% en la cantidad de familias y de un 20,32% en el número de asentamientos. 

En este sentido, el ingeniero civil de la Pontificia Universidad Católica de Chile explica que las consecuencias sanitarias, económicas y sociales de la pandemia y el estallido social han motivado a que las personas se trasladen a los campamentos. “La evidencia muestra que el alza de los arriendos, las dificultades económicas para pagar sus arriendos y las cuentas y, junto con eso, la situación de hacinamiento crítico son algunas de las razones por las que muchas personas se han ido a los campamentos”, comenta.

Asimismo, el director de Techo sentencia que el principal problema de Santiago es la fragmentación social, la cual genera problemas para la convivencia nacional. “Los que viven en las comunas más ricas no conocen la otra realidad y pasa lo que ocurrió con el ministro Mañalich, que no tenía idea de las condiciones de hacinamiento crítico en que vivía la mayoría de los chilenos y bueno, parte de los problemas de la pandemia han tenido que ver con eso”, explica. 

Sin embargo, Yuraszeck asegura que ciertas personas que residen en campamentos viven en mejores condiciones que en sus domicilios anteriores. “Ahí no pagan cuentas, no pagan arriendo y, en algunos casos, en el campamento están mejor que en algún block todos apretados. Las familias han construido sus casas de hasta dos pisos, bastante buenas”, afirma. 

Foto: José Francisco Yuraszeck es ingeniero civil, capellán del Hogar de Cristo y director de Techo Chile.

El alza histórica en el número de campamentos y personas asentadas en ellos está muy lejos de la meta que se propuso la fundación Techo Chile hace casi dos décadas atrás, donde presentaron el lema Por un 2010 sin campamentos

Al respecto, el director de la fundación asevera que estas cifras son un fracaso y reflexiona sobre las autocriticas que nacen desde la institución: “Nos contentamos con una baja en el número de campamentos hasta el 2010 y después nos especializamos en proyectos inmobiliarios pequeños. Podría haber una especie de autocrítica en habernos profesionalizado mucho y perder esa fuerza de voluntariado”. 

Política de suelos y medidas urgentes

No obstante, Techo ha retomado el reto del déficit cero en un plazo de cinco o seis años más. Respecto de las nuevas medidas que hay que implementar y los errores que no se pueden cometer para lograr este objetivo, Yuraszeck destaca la implementación de una política de suelos que permita desarrollar proyectos de vivienda integrales, agilidad sobre el trámite en la entrega de viviendas y aumentar el financiamiento del estado en mayores subsidios habitacionales. 

A pesar de tener ideas claras sobre cómo mejorar la situación habitacional en el país, Techo no tiene la capacidad de desarrollar todos los proyectos de vivienda. En cuanto a la ayuda que puede ofrecer para contrarrestar el déficit habitacional en el país, Yuraszeck sostiene que desde la fundación no pueden solucionar todos los problemas: “Techo es muy conocida, pero en el mar de necesidad aporta con un balde de agua”. 

Sin embargo, el director de la organización destaca los esfuerzos que pueden realizar para aminorar las cifras históricas registradas por el catastro. “Podemos levantar una voz de conciencia compartiendo estos estudios, pero sobre todo desarrollar proyectos de vivienda innovativos con el contacto y trabajo estrecho con las comunidades en los campamentos”, explica. 

Derecho a la ciudad y a la vivienda digna

El director de Techo también se refiiere al tema habitacional en el nuevo proceso constitucional que atraviesa Chile. Pese a que es consciente de que con una simple declaración no basta, destaca la necesidad de la presencia del derecho a la ciudad y a la vivienda digna en la nueva Constitución. 

“Si se explicita de mejor manera estos asuntos colectivos, comunitarios y de la ciudad que es el ente comunitario por excelencia, creo que las soluciones también debieran complejizarse y ser más pertinentes para atender los problemas que existen”, indica.

Asimismo, el capellán del Hogar de Cristo advierte de la falta de visibilidad al tema habitacional en los candidatos que participaron de los comicios del 15 y 16 de mayo. A pesar de ello, expresa su esperanza de que el trabajo en terreno con las comunidades y la construcción del Catastro Nacional de Campamentos forme parte de la agenda política. “No sacamos nada si eso no logra entrar en las ideas de todos los candidatos. Ese es el sentido que tiene darlo a conocer y esperamos que este aporte de Techo sea una contribución para los programas políticos de las candidaturas”, concluye. 

Comentarios

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist