Defensa de José Peralino: «La Fiscalía quería cerrar la causa sin revisar las querellas pendientes»

Escrito por el julio 19, 2017

por Nicolás Zamorano

El Juzgado de Garantía de Temuco, por medio de su juez Mauricio Torres, autorizó reabrir la causa contra dos funcionarios de la Policía de Investigaciones (PDI) por tormentos y apremios ilegítimos hacia José Peralino, uno de los imputados claves en el caso Luchsinger-Mackay.

José Peralino, quien es uno de los 11 imputados de este caso, denunció que dos funcionarios de la PDI lo torturaron psicológica y físicamente, además de recibir presiones por partes de los efectivos policiales. El caso fue reabierto producto de las supuestas torturas recibidas y por una querella pendiente del Instituto Nacional de los Derechos Humanos (INDH) por los mismos hechos.

El abogado y querellante de una de las partes del Caso Luchsinger-Mackay, Pablo Villar,  señaló que esta causa se ha llevado con total irregularidad en relación al desempeño del fiscal, teniendo en cuenta las pruebas que demostrarían la tortura realizada por los funcionarios policiales, las cuales no han sido tomadas en cuenta por el Ministerio Público.

Asimismo, Villar manifestó su malestar frente al procedimiento que ha estado llevando adelante la Fiscalía Nacional, al querer cerrar esta causa sin siquiera tener en cuenta la querella similar presentada por el INDH debido a estos casos de torturas.

En la audiencia de este martes, el juez Mauricio Torres rechazó sobreseer la causa, ya que aún está vigente una querella ingresada por el INDH por apremios ilegítimos y tormentos. Los siguientes pasos de la defensa de Peralino apuntan a llevar esta causa a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para que el organismo tome posición respecto a la vulneración de derechos que sufriría este comunero mapuche y se constate si recibió torturas de los efectivos policiales.

Comentarios

Canción actual

Title

Artist