De Playa Ancha a Rosario: el camino del mejor salonista chileno

Escrito por el 10 Abril 2019

Eduardo Renato Martínez Conde-Díaz fue es el primer jugador de fútsal premiado como el mejor salonista 2018 por la revista El Gráfico. Un suceso sorpresivo que para unos es un fruto del esfuerzo que han realizado algunos para que el fútsal sea un deporte más reconocido.

Renato, así le dicen todos, tanto la familia como los amigos porque su padre ostenta el mismo nombre “Eduardo Renato”. Hoy, además de ser coronado como el mejor salonista del país, vive una experiencia de profesionalismo que nunca había pensado antes: es es el segundo jugador de fútsal en llegar a tierra argentina. Comparte equipo y hogar en la ciudad de Rosario con el capitán de la selección chilena de fútsal, Bernardo Araya en el Club Atlético Newell´s Old Boys.

A su incorporación a Newell´s  se le sumó su compañero Bilan de la Paz, lo que para Renato Martínez  es muestra fuerte del desarrollo de los jugadores del fútbol sala en Chile.

Llegada a Rosario

¿Cómo fue tu llegada a CANOB Fútsal?

En general la llegada bien al club. Me recibieron de muy buena manera. Los compañeros son muy buena onda y todos están muy motivados con el mismo objetivo que es ascender. La ciudad me gustó mucho ya que es grande pero no “atochadora”, me refiero a que se anda tranquilo y se puede tener todo a mano. Mucho calor los primeros días de febrero pero de a poco me fui a acostumbrando, es una ciudad muy húmeda.

¿Cómo te sentiste en tu debut?

El debut fue en la SuperCopa contra Racing. Estaba ansioso por jugar y hacer las cosas bien, pero en general tranquilo.

¿Cómo viviste la supercopa?

Fue muy lindo poder disputarla. El nivel de juego era buenísimo y lo sabíamos,  pero nosotros también habíamos entrenado muy duro la pretemporada y no íbamos a dejar el camino tan fácil. Pese a que por categoría éramos el equipo más débil, pudimos llegar a la final y fue muy emocionante jugar de igual a igual y ganarle a equipos que están en la primera división de Argentina. Pese a perder la final con un gran rival de jerarquía como Boca, fue un lindo premio para medirnos de cara a lo que viene en todo este año.

 

Los inicios

Desde la selección de la universidad hasta llegar a jugar profesionalmente en Argentina en tan sólo 5 años. Así de rápido ha avanzado la carrera de Renato. Todo comenzó el 2014, en el segundo año de su carrera como Profesor de Educación Física en la Universidad de Playa Ancha.  El fútbol, tan popular como siempre, estaba muy copado, la rama de fútsal era nueva y se presentó como una oportunidad para él.

Su primer torneo en ese año no fue como esperaba. Se dio cuenta de que no servía con sólo tener buenos jugadores,  que había mucha táctica y estrategia que aprender. Para progresar como equipo comenzaron a realizar encuentros amistosos con Santiago Wanderers, donde el profesor, David Cazo consideró que Renato sería una buena pieza para su equipo, donde finalmente sería formado bajo el mando de Cristián Ulloa.

¿Cómo te sentiste cuando el profe te consideró?

Feliz, era una buena oportunidad, uno ilusionado al principio dice “ah estaba jugando en la UPLA y después que te llamen pa’ jugar por Wanderers” es bueno igual. Siendo que era súper amateur uno se ilusiona por el nombre igual po’: “Fútsal Santiago Wanderers”, todo el tema. De táctica y estrategia yo ahí  aprendí muchísimo.

Pero cuando se reanudó el torneo el 2016, ustedes salieron campeones ¿Cómo fue esa experiencia ?

Habíamos estado 2 años entrenando sin campeonatos, teníamos que puro salir campeones. Bacán, porque ahí teníamos una buena base. Teníamos jugadores super experimentados en Wanderers, entonces yo creo que eso fue lo que nos ayudó para salir campeones.

Después de eso te fuiste a la U ¿Por qué?

Ese cambio fue porque yo en el año 2018 me titulé. Yo soy de San Fernando y estudiaba en Valparaíso no más. Tampoco me quería  ir a San Fernando, encontrar pega allá y desligarme del fútsal, porque en el deporte si tu quieres seguir subiendo el nivel o seguir jugando a alta competencia, tienes que estar acá, en Santiago y yo sabía eso. Tenía la posibilidad de vivir con mi abuela y yo ya había hablado con el profe Gastón y también con el Frank Carrasco que estaban armando un proceso bueno para el año 2018 con la Universidad de Chile.

Y el 2018 también saliste campeón con la UCH…

Voy escalando (ríe). He tomado buenas decisiones. Salimos campeones del Apertura y el Clausura no salimos campeones, pero en la SuperCopa logramos el título.

El reconocimiento

¿Qué pasó por tu mente cuando te nominaron como el mejor salonista de Chile?

Me hablaron de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, que estaba invitado al tema de la gala y yo lo encontré como sorpresivo, porque en primera instancia era como nominación, entonces tu no sabes si vas a ganar o no. Pero cuando  llegamos a la gala me di cuenta que era sólo el ganador, sino iba a ser mucha gente la que va. Antes de llegar ahí no vi la magnitud de lo que era, y después entendí que estaba saliendo el mejor jugador de Chile. No me lo esperé la verdad, sabía que había  hecho buenos campeonatos, pero no sabía que se iba a premiar de esa manera a un futsalista. Ahí te pones a pensar todo el esfuerzo y todos los sacrificios que haces.

¿ Cómo ves el panorama del fútsal en Chile?

Lo veo bien encaminado, los últimos dos años se han hecho bastante cambios. La lata que da es que recién ahora  está tomando en cuenta, siendo que hay países que desde hace mucho tiempo son potencias en el fútsal porque se les da el énfasis necesario para que surja. Pero ahora se le está tomando en cuenta acá en Chile, donde se están haciendo nuevas divisiones, entonces ahora los equipos van a tener que ascender, va a ser mucho más competitivo. Y también se le está dando mayor protagonismo a las regiones, en donde se descentralizó un poco el fútsal y ya se están incorporando equipos de regiones.

¿Lo ves como un proceso?

Es un proceso y así se ha hecho yo creo que en todo los países que se ha empezado a desarrollar. Lo que pasa es que la gente no lo entiende. De repente las selecciones viajan y pucha, nos va mal y dicen “ vengan a buscar gente de aquí, gente de acá”, y al final es un proceso. O sea, los que van a competir son los mejores que intentan llevar, pero como la formación no ha sido la mejor no tenemos buenos resultados. Imagínate que nosotros con el Bernardo (Araya) somos los referentes y aprendimos a jugar fútsal hace 4 años, en otros países los referentes juegan fútsal desde que tienen 9 ó 7 años.

¿Qué esperas del fútsal en nuestro país?

Espero que se siga desarrollando. En este último tiempo han dado grandes pasos, que siga por esa misma línea. Que no nos estanquemos, que sigamos creciendo.

¿Qué les dirías a los jóvenes que están entrando al fútsal ?

Que sigan motivados, me ha tocado mandar hartos saludos a distintos equipos de fútsal, entonces veo harta gente motivada y veo hartos  profes motivando este deporte  en todas la regiones y en todo Chile. Espero que vean en el fútsal no como un deporte que deja botada la ola del fútbol, quiero que los demás jóvenes lo vean como un deporte en el que se pueden desarrollar de una manera más profesional.

 

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA