Dalal Halabi: “No sé si cocinar es un talento, creo que todos pueden hacerlo”

Escrito por el 11 Enero 2019

Periodista de día y cocinera en las tardes, Dalal Halabi (33) es la creadora del “Recetario de Dul” en la web y la simpatía tras las recetas en @DalalHalabi, su cuenta de Instagram espacio en el que alcanza los 12 mil seguidores. Halabi, de origen palestino, realiza además talleres de comida árabe para que los sabores de oriente “no se pierdan”.

Acá, Dalal habla de sus raíces y su conexión, de su cariño por la comida y la cocina, además del rol que cumplen los blogs y los influencers cocineros en la actualidad. 

Tener mi propio blog partió como un juego, para no tener que escribir la receta cada vez que una amiga me la pidiera. Comenzó en papel y después decidí que era más rápido hacer un blog. El nombre fue más simple: me dicen Dul desde el colegio como un diminutivo de Dalal y era un recetario online. Quería crear mi propio recetario y tenerlo a mano cada vez que alguien me pidiera una receta. ¿Algo más fácil que compartir un link?

Siento que la gente está volviendo a la cocina porque no hay nada más rico que comer. Se están reencantando con la cocina, con volver un poco a las raíces, dejar los procesados y disfrutar. Esto también tiene que ver con cierta edad y la apertura de las redes sociales al conocimiento. Hoy todo es más fácil y rápido.  Me encanta. Ojalá todo el mundo aprendiera a cocinar. No saben lo que se pierden.

Tengo sangre árabe en ambos lados de mi familia: paterno y materno. Mi abuelo paterno llegó desde Belén a principios de la década del ‘20 en una de las grandes migraciones de palestinos a América. Me criaron yendo al Estadio Palestino. Crecí comiendo hojitas de parra, viendo cómo se cocinaban. Los rellenos y el kubbe son clave en la mayoría de mis fines de semana desde que tengo uso de razón.  Mi primer amor fue la comida y después la cocina.

Me parece que el amor a la comida se cultiva desde que uno es chico. Siempre vi gozar a familia cuando comían, en reuniones, incluso mientras cocinaban. No conozco gente que cocine más rico que mis abuelas, mamá y hermana. Yo me acerqué más a la cocina cuando empecé a trabajar. Antes de eso, realizaba el clásico menú universitario: caracoquesos con salchichas o tallarines con salsa en casi todas mis comidas y me quedaban bastante bien.

 ¿Crees que el tema de la cocina es un talento?

No sé si cocinar es un talento, creo que todos pueden hacerlo. Lo importante es ser creativo, abrir la mente, probar y probar. Ese es un punto clave. Siempre he pensado que no hay nada más democrático que la cocina. Mi temor es que se acabe el interés en ella, aunque no lo creo.

Los blogs han sido importantísimos en el último tiempo. Noto un boom de la cocina en redes sociales desde hace unos tres años y hoy es un gran tema. Antes, creo, la cocina se dividía en: chefs profesionales/serios y la mamá de Zamorano que hace cazuela (o sea todas nuestras mamás).

Con la explosión de las redes sociales y personajes como Virginia de María, la cocina aterrizó al mundo real. La comida empezó a tener un espacio más grande.

Los blogueros en los últimos años han incentivado a volver a cocinar de cero. Con eso yo me doy por pagada. Conozco gente que no sabía hacer ni un huevo y que ahora se lanza a hacer una tortilla o salsa de tomate, incluso pasta fresca o risotto. Para alguien que sabe, es algo básico y fácil incluso, pero es un gran paso. Que te manden fotos de tus recetas, es súper gratificante y asimismo una gran responsabilidad, porque finalmente estamos educando en base a la alimentación, sin ser profesionales de ésta.

Lo que más me gusta es ver la cara de la gente cuando prueban lo que cocino. Igual me da mucha risa y un poco- harto- pudor las reacciones en las redes sociales. No me lo tomo tan en serio, porque sería terrible andar pendiente todo el día de las notificaciones. 

Amo cocinar por stories y que se me quemen las cosas, porque dentro de la perfección de las redes sociales, no hay nada que me produzca más placer que reírme de mi poca perfección. Lo paso bien, me río ene, doy jugo cuando tengo ánimo y cuando no, tiendo a desaparecer.

Me parece demasiado gracioso esto de ser “influencer”. Entiendo que hay muchas personas que les encantaría serlo. Lo mío fue una cadena de casualidades y aquí estoy.  Yo solo quiero ser influencer de “Trencito” y no me pescan. A ver si leen esto y me llega uno de regalo. Siempre he pensado que la gente me sigue más porque les parezco simpática, que por mis recetas. Voy a hacer una encuesta, pero me da cosa el resultado, porque le pongo harto empeño a cocinar.

¿Qué significa la cocina en tu vida?

La cocina en mi vida son años de terapia. Respetar los procesos, los silencios y los tiempos de cocción. Cocinar sola es un minuto máximo de concentración. Me relaja, me hace conectarme conmigo misma, por eso me da mucha risa cuando me preguntan si lo que estoy cocinando es solo para mí y generalmente sí lo es. Yo me cocino, a veces arroz con huevo, otras veces me creo Beyoncé y me produzco con harto color. Cocinar en grupo también es lindo: entender el respeto por los límites, la cordialidad, comprender al otro.

Por lo mismo tuve la idea de los talleres en 2016. Los dos primeros años los hice en mi departamento y el año pasado llegué a Casa de Oficios. Quiero que las nuevas generaciones, no solamente árabes en Chile, puedan seguir aprendiendo y heredando recetas. Que no se pierdan los sabores. Los abuelos se van muriendo y con ellos algunas tradiciones. Si no las continuamos nosotros, entonces quién.

No me parece que Chile y Palestina sean tan distantes, al contrario, creo que cada día hay más conexión con lo que pasa. Hoy existen muchos que luchan desde el ámbito político o social por los derechos del pueblo Palestino. Yo vivo una cercanía desde mi trinchera, que es la de la cocina. Lamentablemente no he tenido la oportunidad de viajar a Palestina, pero me encantaría.  Yo soy chilena, aquí nací y mis hermanos también, pero eso no impide tener identidad y estar orgullosa de mis raíces.

Creo que el único mensaje que puedo dar para todos en estos tiempos es Palestina libre, ¡que vivan sus sabores y su tierra!. Ya invité demasiado a cocinar más arriba.

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA