Con exigencias en diversas materias y rechazo a Piñera, culmina la Cumbre de los Pueblos 2019

Escrito por el diciembre 11, 2019

La Cumbre de los Pueblos 2019 contó con la participación de 1.500 acreditados y acreditadas, entre ellos activistas nacionales e internacionales, quienes participaron en más de 40 actividades durante seis días.

Este sábado, la Cumbre de los Pueblos 2019 bajó el telón tras seis días de encuentros, talleres y colectivas reflexiones entre mujeres y hombres de los pueblos de América Latina y el mundo. Las actividades, que se llevaron a cabo en la Universidad de Santiago de Chile como escenario principal, contaron con varias personalidades internacionales que se dieron cita en esta cumbre alternativa a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2019, llevada a cabo en Madrid, España.

La clausura contó con dos hitos: el primero, el día viernes seis, cuando las organizaciones y delegaciones internacionales emprendieron una marcha desde la Central Unitaria de Trabajadores que se sumó a la convocatoria capitalina en Plaza de la Dignidad. Allí la Cumbre de los Pueblos desplegó su gigantesca bandera con un ojo herido y realizó un concierto juvenil sobre un camión que recorrió varias veces las calles de la plaza, además de compartir con los asistentes emblemáticas canciones de Los Prisioneros que, desde el estallido social, se han vuelto verdaderos himnos nacionales.

El día sábado siete se llevó a cabo un segundo hito de cierre con la lectura de la Declaración Final de la Cumbre de los Pueblos, además de una plenaria abierta en el Aula Magna de la Universidad de Santiago de Chile y la presentación en vivo del conjunto musical Tomo como Rey.

Para el delegado y dirigente salvadoreño, Edgardo Mira, esta “ha sido una oportunidad para intercambiar no sólo experiencias sino sobretodo las realidades que estamos viviendo en nuestros países (…) el mensaje que llevaremos a nuestros compañeros y compañeras es haber tenido la posibilidad de ser parte de esta situación extraordinaria, valiosa, muy significativa que se está viviendo en Chile”.

Otra de las voces que abierta y voluntariamente se escucharon en esta instancia final, donde participantes y organizadores compartieron sus experiencias y emociones, fue la de Stefanía Vega, del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), quien destacó la importancia de reconocer a la Naturaleza como un sujeto de derecho, ya que “es un marco que nos posibilita vincularnos y mirarnos”, afirmó.

Por su parte, Eduardo Giessen, parte del equipo organizador, agradeció “la presencia y solidaridad de las redes y organizaciones internacionales que persistieron a venir a Santiago de Chile pese a que no se hizo la COP25” y calificó como “una riqueza invaluable los debates y articulaciones” que se dieron durante el evento. Asimismo, hizo un llamado a retomar el trabajo en los territorios y a continuar la lucha por “la justicia social, la justicia climática, la descolonización, la despatriarcalización, el extractivismo y el neoliberalismo”.

La Declaración de la Cumbre de los Pueblos

Luego de recoger las conclusiones y reflexiones de las y los participantes en las más de 40 actividades llevadas a cabo, la organización elaboró una Declaración Final de 15 puntos.

Entre ellos, se recogió la demanda emanada de las asambleas territoriales ante la exigencia de una Asamblea Constituyente con real participación ciudadana para lograr una “Constitución política plurinacional”, se rechazó la ley antisaqueos, y se condenó la presidencia de la COP25 del gobierno de Sebastián Piñera, denunciando su responsabilidad en las sistemáticas violaciones a los derechos humanos desde el inicio de las protestas en octubre de este año.

Asimismo, tildaron de “falsas soluciones” las brindadas por la COP25 en cuanto al cambio climático, debido a que estas profundizan la crisis y el modelo que la genera, señalaron, exigiendo en su lugar medidas “verdaderamente sustentables, fuera de los mercados y el extractivismo”, que impulsen “el intercambio solidario entre pueblos y comunidades”.

La reivindicación a la economía feminista, las desprivatización del agua, las tierras para las y los campesinos, las políticas públicas agroecológicas y la soberanía alimentaria fueron otros alcances de declaración.

En cuanto al TPP-11, se exigió su retiro definitivo del parlamento y se rechazó la firma de tratados de libre comercio que beneficien corporaciones y atenten contra economías locales y la soberanía alimentaria.

Finalmente, la Cumbre de los Pueblos llamó a “construir movimientos y articulaciones latinoamericanas e internacionales” para lograr una “cocreación colectiva de una forma de relacionarnos con la naturaleza y también de una forma consciente y amorosa de relacionarnos entre nosotros mismos”.

La Cumbre cerró con la presentación en vivo del grupo musical de cumbia chilena Tomo como Rey, quienes brindaron un espectáculo alegre y lleno de energía en el que, entre canción y canción, conminaron a continuar la lucha en las calles por un Chile más justo.

Lee la declaración completa aquí.

Comentarios

Canción actual

Title

Artist