Denuncian falta de insumos de higiene menstrual en canastas gubernamentales

Escrito por el junio 26, 2020

La falta de insumos básicos en las cajas dispuestas por las autoridades ha provocado que organizaciones independientes se hagan cargo de la falencia que ha significado. La crisis sanitaria ha ampliado las desigualdades, siendo las personas menstruantes las más afectadas al no recibir elementos indispensables relacionados con su higiene sexual.

Por Isidora Asquet

Durante la pandemia, hemos vivenciado un escenario marcado por la profundización de las desigualdades sociales; la pobreza, el hacinamiento y las condiciones precarias de trabajo se han agudizado y no se han detenido, al igual que la menstruación. El resguardo por la salud sexual de mujeres y disidencias ha estado aún más invisibilizada, debido a la falta de suministros menstruales en las canastas de mercadería proporcionadas por el gobierno, la cual no ha estado exenta de polémicas dada la precariedad de elementos que contienen dichas cajas.

La falta de concientización por parte de las autoridades, ha llevado a diversas agrupaciones feministas a asumir un liderazgo en esta campaña, generando instancias de recolección de insumos, a través de donaciones y colectas. Grupos y colectivos autónomos, se han hecho responsables mediante la autogestión, de una situación que no les compete, alentadas por la empatía, la solidaridad o la ineficiencia de los gobernantes.

Al respecto, desde la agrupación Feminube aseguraron que las políticas públicas no están enfocadas a las personas menstruantes, siendo la entrega de las cajas un reflejo del ocultamiento sobre un tema cotidiano para mujeres y disidencias. “Tiene que existir un esfuerzo de las personas que gobiernan para poder visibilizar este tema, porque no siempre van a estar las redes de mujeres, como lo que estamos haciendo nosotras, para poder llegar a un elemento súper básico”. Comentó Denisse Hernández, una de las adherentes ideológicas del colectivo.

Asimismo, creen que los artículos menstruales no son considerados de primera necesidad debido a la mentalidad patriarcal que posee la sociedad en que habitamos, recalcando la gravedad que supone no entregar este tipo de ayuda en las cajas gubernamentales, ya que es algo que sucede todos los meses, explica Hernández.

El rol del Ministerio de la Mujer

Durante las últimas semanas, el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género se ha convertido en un foco noticioso, debido a los constantes desfiles de personas no calificadas para su cargo y polémicas propagandas, que llaman a empatizar con los agresores en vez de incentivar las denuncias por violencia de género.

En el contexto de confinamiento, donde han aumentado los casos de agresión hacia las mujeres, se supondría que dicho ministerio no tuviese un rol debilitado como el que ha desempeñado. “Esperábamos, cuando salió la crítica sobre la inexistencia de estos productos en las canastas, que la ministra asumiese el error en no haberlas incluido, o que enmendara la equivocación incluyendo estos elementos en las cajas”, explica Denisse Hernández.

Al respecto, el colectivo Cicletada de las Niñas, comenta que “no hay ningún apoyo, ayuda e incidencia, ni siquiera a nivel comunicacional. Estamos absolutamente abandonadas a nuestra suerte, no ha funcionado en lo más mínimo”. Asimismo, María Paz Castillo, integrante de la organización, expone que no existen políticas públicas en relación a las mujeres, sin tener concordancia con la realidad e incluso pasando inadvertidas.

Proyecciones a futuro

A través de los años, los distintos gobiernos no han sabido suplir una necesidad básica, considerando que más de la mitad de la población menstrúa. Se ha dado a entender que es un problema de mujeres y les compete a ellas solucionarlo, cuando en realidad es un conflicto tan urgente como la insuficiencia de alimentos.

La única instancia que ha estado cercana a abastecer este requerimiento sucedió a fines de enero de 2019, cuando un grupo de senadoras y senadores presentó un proyecto de ley dispuesto a proporcionar productos de higiene menstrual. El documento menciona que la entrega será en establecimientos educacionales y de salud públicos, cárceles, albergues y a personas en situación de calle.

Desde Cicletada de las Niñas, comentan respecto a las problemáticas que puede provocar el nulo acceso a dichos elementos, y la urgencia que supone su reparto gratuito: “Lo mínimo que necesitamos es un gobierno que entregue productos de primera necesidad. Hacer una campaña va mucho más allá de proporcionar un paquete de toallas higiénicas. Estamos de acuerdo con el otorgamiento de productos, pero que exista también una reflexión en torno al tema”, explica Castillo.

Por otra parte, el colectivo Feminube se mantiene expectante sobre las decisiones que puedan deliberar las autoridades, referente a esta política. “Si hoy tuviesen la posibilidad de poder implementarla sería lo ideal, nunca es tarde para llegar con una ayuda tan importante. Por más que nosotras pongamos la disposición y la energía para poder hacerlo, nunca vamos a abarcar la cantidad necesaria por un tema logístico.”

Según información entregada por el senado, en Chile se estima que las mujeres gastan en promedio cuatro mil pesos mensuales destinado a la higiene menstrual, acumulando una inversión anual de 48 mil pesos. Lo anterior evidencia la dificultad que supone ser una persona menstruante pobre en el país, problemática que se profundiza en épocas de crisis, con el dilema de optar por una u otra necesidad básica, contrario a la dignidad humana.

Comentarios

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist