Cambio climático y escasez de agua: Cuenta regresiva para los caudales del Sur de Chile

Escrito por el 23 Junio 2019

Una investigación de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC) apoyada por los centros (CR)2, Icnar e Ideal, da cuenta de las estrechas relaciones entre la merma en las cuencas hidrícas y la constante amenaza de las fuentes de agua dulce de alta cordillera.  El informe muestra las consecuencias del cambio climático en el Río Puelo, una de las principales cuencas de Chile.

El río Puelo está en peligro. La cuenca de este importante torrente, que debe su nombre a la traducción del mapundungun de Está en el Este, se encuentra severamente amenazado por el cambio climático. Así lo consigna el estudio “Efecto potencial del cambio del uso de suelo en los fiordos Norpatagónicos, bajo escenario de cambio climático” realizado por el Dr. Jorge León en conjunto con académicos de la Facultad de Ciencias de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC), en conjunto con investigadores del Instituto Catalán del Agua (Girona, España), de la Universidad Austral de Chile y de los centros Incar, (CR)2 e Ideal.

El estudio se centra en el Río Puelo, cuenca binacional que tiene su origen en Argentina y desemboca en el océano Pacífico. Esta cuenca es la principal fuente de agua dulce del fiordo de Reloncaví y durante los últimos 15 años ha sido estudiada para la realización de esta investigación. Se estima que durante las próximas cuatro décadas el fiordo de Reloncaví tienda a recibir cada vez menores aportes de agua dulce por la disminución del caudal que sufre el río.

El académico de la facultad de ciencias de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, Jorge León, detalló el proceso histórico que estudia su informe.

“Desde hace unos 15 años atrás nosotros hacemos investigación en el sector del río Puelo y el fiordo de Reloncaví, que está ubicado cerca de la ciudad de Puerto Montt hacia la cordillera. Lo particular del lugar es que el fiordo es el primer fiordo de Chile, es como la puerta de entrada al sistema de fiordo y canales del sur y el río Puelo es el tercer o cuarto río más caudaloso del país

Ir a descargar

Pérdida de Caudales y protección de Glaciares

En el estudio, el decrecimiento de los caudales se relacionan directamente con el Antropoceno, intervalo geológico, no reconocido aún de manera unánime, que se caracteriza por la alteración de las condiciones biofísicas y geológicas del planeta como consecuencia de actividad humana e industrial sin precedentes. El académico Jorge León relaciona su estudio con este concepto, basado en el extraño comportamiento que ha tenido el río Puelo en los últimos años.

“El efecto para nosotros es evidente. El río Puelo, lo que te muestra durante los últimos siglos es que en el pasado han existido periodos de disminución y aumento de caudales, todo río o todo sistema tiene esta variabilidad natural, pero durante los últimos 80-90 años esa tendencia se magnificó hacia el decrecimiento de caudales. Lo  que tu ves ahora son, continuamente, los niveles más bajo de caudal que tiene que haber tenido lugar en los últimos cinco o seis siglos”.

Ir a descargar

Según el informe, cada año el caudal del Río Puelo podría disminuir 10% producto de menores acumulaciones de nieve y una baja en los aportes de deshielos, generando a nivel estacional disminuciones de hasta un 20% en verano.

Reservas de agua a contrarreloj

El rol de los deshielos en los ecosistemas nos lleva ineludiblemente a enfatizar en la necesidad de una ley que proteja los glaciares. En esta perspectiva, el vocero de la Red por los Ríos Libres, Bernardo Reyes, comentó la importancia que tienen los deshielos y la deuda histórica que existe con la ley de protección de glaciares.

“Los gobiernos de Bachelet, los gobiernos sucesivos de Piñera, ambos, se han negado a darle suma urgencia por la presión que ejerce la Sociedad Nacional de Minería, la SONAMI. Entonces, contrario a lo que esperaríamos, la protección del bien común y la protección de los servicios ecosistémicos de los cuales depende, entre otros, toda la población de Santiago, que depende no de las lluvias, sino del comportamiento de los hielos y de las nieves en alturas. Sin el aporte de los glaciares Santiago estaría con agua racionada a seis horas por comuna”.

Ir a descargar

La protección de las reservas de agua es totalmente vital. Se estima que en el mundo menos del 1% de los recursos de agua dulce está disponible para el consumo. Estamos en una severa escasez de agua dulce, aunque cerca del 70% de la superficie del mundo está cubierta por agua, sólo el 2.5%es dulce y el 97.5% restante es salada.

La importancia de defender nuestras cuencas también radica en la protección de bosque nativo, ya que este tipo de busque ayuda a mantener la humedad y la temperatura en las cercanías de los cauces. Esta idea fue enfatizada por el Presidente de la ONG Ética de los Bosques, Bernardo Reyes.

Necesitamos una ciudadanía mucho más atenta al agua. No solamente al agua como la cuenta que pagamos y a cortar o no cortar las duchas, si no a hacernos mucho más proactivos en la protección de las fuentes de agua, las nacientes de agua. Si no hay zonas boscosas nativas y el bosque es la cuna del agua, las posibilidades de que protejamos la temperatura de la cuenca disminuyen. Para que la masa de hielo no siga retrocediendo solo se puede lograr si protegemos las masas boscosas que están en el entrono de los ríos, y que las laderas de los cerros estén cubiertos realmente con bosque nativo y no con plantaciones de monocultivo  de alta demanda de agua, porque eso es seguir exportando agua

Ir a descargar

Las consecuencias del paso del humano sobre la tierra son múltiples, el aumento explosivo de las emisiones de CO2 han generado destrucción en distintos espacios del ecosistema. Diferentes estudios nos confirman y alarman sobre el cambio de época geológica del que somos protagonistas. Mientras la industria sigue depredando, el reloj medioambiental avanza inexpugnablemente.

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA