Biodiversidad en peligro: La lucha por el Santuario de la Naturaleza Península de Hualpén

Escrito por el mayo 7, 2021

A fines de abril el proyecto inmobiliario “Mirador del Alto” retiró su solicitud del Servicio de Evaluación Ambiental. Si bien, el retiro significa un gran paso para la defensa y preservación de la Península, aún quedan muchas problemáticas que afectan la biodiversidad del lugar.

Humedal Lenga/ Fotografía de CODEF

El Santuario de la Naturaleza Península de Hualpén ubicado en la comuna de Hualpén en la región del Biobío, abarca una superficie de 2.662 hectáreas, y en su interior, se encuentra la desembocadura del rio Biobío, el humedal Lenga, la bahía san Vicente, la Laguna Verde y muchos otros lugares con un alto valor ecológico.

Pilpilén

El Santuario también es el hábitat de más de 167 especies de aves (entre ellas migratorias), tales como: el pilpilén, siete colores, la gaviota de franklin, incluso del pingüino de Humboldt que se encuentra en peligro de extinción. Debido a esto la Península está catalogado como un Área Importante para la Conservación de Aves (IBA’s).

Por otro lado, es el hogar de reptiles y anfibios, como la lagartija esbelta y la rana chilena, y de mamíferos terrestres y marsupiales, como es el caso del monito del monte.

Respecto de la vegetación la Península tiene uno de los últimos bosques esclerófilos de la región, y además uno de los más grandes de la región, donde se encuentra el boldo, litre, laurel, peumo, etc.

Si bien, el Santuario es una área protegida por el Estado, siendo objeto de interés para la ciencia, la educación ambiental y el turismo, su propiedad de subdivide entre 7 fundos privados (Ramuntcho, Perone, Macaya, Price, Las Escaleras, Hualpén y Santa Eloísa) y 1 estatal (Parque Pedro del Río Zañartú), lo cual ha provocado el interés para que diferentes industrias quieran instalarse el lugar.

División de los Fundos del Santuario de la Naturaleza Península de Hualpén/ Infografía de Salvemos el Santuario de Hualpén

A fines de abril la empresa Agrícola Agrinama S.A. solicitó el retiro de su proyecto inmobiliario “Mirador del Ato” del Servicio de Evaluación Ambiental. Dicho proyecto ingresado en 2018 proponía la urbanización de 167 hectáreas del fundo Ramuntcho, para convertirlas en lotes habitacionales, áreas verdes y calles para el transito automovilístico.

Desde la organización Salvemos el Santuario de Hualpén se encuentran luchando desde el 2018 por la defensa, protección y conservación de este hábitat, aclaran que de haberse realizado el proyecto se estima que las afectaciones a la Península hubieran sido graves debido a que se procedería a la tala de árboles nativos y podría generar un manejo inadecuado de residuos que afectaría el aire, el suelo y el agua.

Por otro lado, las construcciones generarían contaminación acústica por el uso de las máquinas y herramientas que afectaría a la fauna nativa, en especial a las aves. Incluso, más allá de las afectaciones ambientales de este proyecto habría consecuencias al valor cultural, histórico y geográfico de la Península debido a que se emplazaría en un sector arqueológico.

Sin embargo, lejos de ser una victoria tranquilizadora los motivos para seguir atentos durante los próximos meses son fuertes: “Para nosotros es igual una victoria que se esté visibilizando la problemática de manera general y que aparte el titular  haya desistido de ingresar el proyecto pero de igual manera sabemos que puede ingresar otro o que puedan volver a ingresar el mismo más adelante, así que tampoco es algo que nos vaya a generar tranquilidad, más bien es como una línea que es temporal porque los intereses económicos van a seguir primando”, expresa la vocera, Claudia Llanes.

Ir a descargar

A esta preocupación se suma que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU) ya no puede extender la prórroga del permiso sobre la paralización de loteos y construcción en la península. Esto debido a que la Municipalidad de Hualpén excedió los plazos para presentar el Plan Regulador Comunal (PRC), el cual era vital para impedir la construcción dentro de la península, ya que el actual permite la edificación de alrededor de 13.000 casas y sin límite de altura.

El Santuario: un lugar afectado por diferentes actores, no tan solo empresas

El Santuario de la Naturaleza Península de Hualpén se encuentra en un Hotspots, es decir, es un área donde hay una especial concentración de biodiversidad. “Es importante protegerlo porque de cierta forma al proteger un espacio natural también nos estamos protegiendo nosotros, estamos conservándonos, estamos reforestándonos a nosotros mismos, por eso es importante. Entonces sino lo protegemos, lo estamos destruyendo y si lo destruimos nos estamos destruyendo a nosotros”, comenta el integrante de la ONG Queule, Cristián Cortés.

Ir a descargar

Si bien, varios fundos del Santuario se encuentran con diferentes proyectos, uno de los lugares más críticos de la Península es el Fundo Las Escaleras, el cual actualmente está en la mira de un proyecto inmobiliario que pretende la construcción de un condominio.

A este sector se suma la práctica de motocross o enduro en la Península que ha generado un gran impacto, debido a la constante contaminación acústica, el derrame de químicos como aceite de motor o combustible y la erosión de los suelos producida por la tracción de sus neumáticos. Además de intervenir la vegetación y zonas como dunas, sitios de nidificación y cursos de agua.

Junto con esto ha sido uno de los fundos más afectados por la tala de bosque nativo ilegal.

En el Fundo Hualpén tras diferentes denuncias a la Superintendencia de Medio Ambiente, la Dirección General de Aguas del Ministerio de Obras Públicas y la Corporación Nacional Forestal (Conaf), por la detección de tala de bosque nativo, movimientos de tierra y desvíos de cauce se encuentra la desmantelación de 40 pesebreras en forma de ovalo junto con el patio o picadero de adiestramiento. Además de estas denuncias, la construcción del lugar se realizó de forma ilegal debido a que no contaba con los permisos correspondientes.

Centro ecuestre

Por su parte, la organización Salvemos el Santuario Hualpén ha sido crítica con la situación, debido a que están exigiendo un plan de recuperación para el sector ante la tala de bosque nativo realizada.

Comercial Poseidón, una planta de productos marinos que exportaba a China y Corea del Sur algas marinas, locos chilenos y pepinos de mar, ha sido una de las empresas más polémicas que se ha instalado en todo el Santuario –específicamente en el Fundo Santa Eloísa-  debido a que opero durante 32 años sin ningún tipo de permiso, incluyendo el de la Municipalidad de Hualpén y el Consejo de Monumentos Nacionales.

Actualmente la planta se encuentra cerrada y sin operaciones, lo único que queda es el galpón donde se realizaban las operaciones de la empresa.

Si bien, los basurales se extienden por varios de los fundos, Santa Eloísa es uno de los más afectados, donde se encuentran restos domiciliarios de cama, lavadoras, muebles, etc. Y también industriales como escombros de construcciones, pintura, entre otros.

Basurales/ Fotografía de Salvemos el Santuario de Hualpén

Por su parte, el polo industrial que se extiende desde Hualpén hasta Talcahuano, y colinda con el Fundo Hualpén, Price y el humedal Lenga, representa  el  complejo petroquímico y energético  más importante del  país,  albergando  alrededor  de  20  industrias  como  AbastibleENAPGascoEssbio, entre otras.

Este  complejo  industrial  es  responsable  de diversos  impactos ambientales sobre  el  aire, debido a la emanación  de gases  contaminantes que provocan  molestias a las poblaciones aledañas. Asimismo, produce contaminación de diferente tipo: visual, lumínica, atmosférica, hídrica y de suelo, donde también se descargan sus aguas tratadas directamente en el río Biobío. De esta forma, al afectar el lado norte del Estuario de Lenga altera el corredor biológico de muchas aves migratorias.

Respecto de la afectación a la biodiversidad que producen estos diferentes actores, el integrante de la ONG Queule, Cristian Cortes, comenta que “El daño que se produce tiene relación principalmente con la reducción de hábitat y la disponibilidad de recurso para las especies, cada vez más son menos los espacios naturales dentro de la Península en donde puede desarrollarse la biodiversidad”.

Ir a descargar

Por su parte, la vocera de Salvemos el Santuario Hualpén hace un llamada la organización y conservación del territorio: “Es importante que nos levantemos a organizarnos y defender este territorio, así que por ese lado llamar a lo que tiene que ver con la defensa con la naturaleza y por otro lado a desarrollar la educación ambiental, creo que están todas las condiciones para aprender del lugar, para aprender de biología, de ciencia, de historia de todos los conocimientos de todas las disciplinas porque es territorio provee esa posibilidad así que tenemos que ocuparla”.

Ir a descargar

Comentarios

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist