BIENES NACIONALES RATIFICA QUE HUMEDAL CHANKAFIEL ES BIEN DE USO PÚBLICO

Escrito por el 14 Enero 2019

Luego de varios meses desde que la Comunidad Tradicional Indígena Carlos Antimilla y la Asociación Indígena Kona Rupu Futa Mapu hayan denunciado el uso ilegal del espacio público del Llozko o humedal sagrado Chankafiel, un informe de fiscalización del Ministerio de Bienes Nacionales ratifica lo planteado por comunidades, quienes incluso interpusieron en marzo pasado un Recurso de Protección en la Corte de Apelaciones de Valdivia.

El informe señala que el antiguo cauce del río Pellaifa o Coñaripe es parte el Llozko Chankafiel, y que éste, además, es un bien nacional de uso público. El humedal Chankafiel es un “hualve” que se ubica aproximadamente a 2km al extremo oriente de la playa de Coñaripe, comuna de Panguipulli.

Este proceso de reclamo se gatilló producto de la ocupación e incorporación irregular de este terreno público a una propiedad de particulares, los cuales están desarrollando un proyecto inmobiliario de lujo llamado “Puerto Coñaripe”.

En función de este proyecto se intervino con maquinaria pesada el Llozko o Hualve, produciendo la remoción de suelo y sustrato, destrucción del mallin y tala de vegetación nativa centenaria de especies como canelos, pitras, arrayanes, temus y pilo-pilos.  La tala tendría como función generar caminos de acceso y servidumbres de tendido eléctrico a las parcelas que estaban comenzando a vender y que conectarían las propiedades con la playa del lago Calafquen. De este modo se estaría haciendo uso del antiguo lecho del río para fines sobre los cuales no tenían derechos.

Así mismo, dicha intervención constituye una grave transgresión a un espacio de significancia espiritual y cultural para las comunidades mapuche, quienes incluso debieron reinstalar un rewe para asegurar la salud espiritual de este humedal y el territorio. Éste fue profanado y vuelto a erguir, en febrero pasado.

La denuncia presentada hace mención a un estudio de los títulos donde se determinó que se intentó fusionar fraudulentamente la hijuela 187 con la hijuela 13 (antigua isla de Lemonao), siendo que éstos no son predios colindantes, ni predios fusionados, ni existen antecedentes que les permita señalar a los propietarios derechos sobre el antiguo lecho del río Coñaripe que separa ambas hijuelas.

Como parte de la fiscalización en terreno se obtuvieron coordenadas del antiguo cerco, de estacones de madera y alambrado que de acuerdo a los denunciantes corresponde a la delimitación de la hijuela 187, originalmente de Lorenzo Limpayante, con el antiguo cauce del río.

En suma, ambas hijuelas se encuentran legalmente separadas por la parte pública del humedal Chankafiel por lo que la hijuela 187 y todos sus lotes no cuentan con un acceso al lago como se estipulaba en la página web de la inmobiliaria “puertocoñaripe.cl”. Los actuales propietarios de la hijuela 187 e hijuela 13 son la sucesión de Juan Figueroa Fuentealba, compuesta de doña Luisa Marisol Figueroa Jaramillo y Edmundo Rodrigo Figueroa Jaramillo,  quienes presentaron un proyecto de subdivisión de la hijuela 187 al SAG y que fue aprobado en junio de 2017, donde el predio quedaba dividido en 14 lotes

Por estas razones, y como parte de las conclusiones del informe del Ministerio de Bienes Nacionales, se postula realizar un estudio cartográfico de mayor detalle para verificar las conclusiones, dado que, como ya se mencionó antes, se constató que el plano de subdivisión de la hijuela 187 aprobado por el SAG se superpone con el cauce del río que corresponde a un Bien Nacional de Uso Público no incluido en los títulos de dominio vigentes. Estas intervenciones por parte de privados estarían limitando el uso de un espacio que es público, además de cercar el acceso al lecho y no permitir el ingreso a él.

Por sus condiciones ambientales, existen en el lugar una alta biodiversidad de anfibios, reptiles y aves como quedó registrado en informe etnoecológico presentado por la Asociación Indígena denunciante. Además, este espacio público posee significancia cultural, espiritual e histórica para las comunidades mapuche y, en general, para el territorio y sus habitantes. Por estas razones, una de las sugerencias del informe es estudiar alguna vía de protección para este humedal.

Cabe tener presente que para llegar a este punto la Asociación Indígena Kona Rupu Futa Mapu y la Comunidad Carlos Antimilla presentaron en julio pasado la denuncia ante Bienes Nacionales, posteriormente sostuvieron una audiencia con el Seremi en Valdivia y acompañaron la fiscalización en terreno que realizó dicho organismo público.

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA