Beatriz Novoa, seleccionada nacional de voleibol categoría adulta: «Estamos motivando a generaciones más pequeñas a que uno se puede profesionalizar»

Escrito por el junio 11, 2021

“Lo que pasa en Chile es que uno no juega partidos, solamente entrena. Obviamente juegas un poco, pero no en una liga como en Estados Unidos. Lo que a nosotras como voleibolistas, cuando ya somos más grandes, nos sirve mucho, es jugar harto y en Chile no pasa eso, porque la liga no es tan competitiva y es muy corta”, dice la joven deportista. Conoce a continuación la experiencia de Beatriz Novoa entrenando en pandemia y jugando en Perú.

Por Ivania Saavedra Klaric 

beatriz novoa voleibol

Instagram @beatriznovoav

Recién llegada de su experiencia en la liga de voleibol peruana, vistiendo la camiseta de Deportivo Alianza, Beatriz Novoa –seleccionada nacional chilena-  hace apenas dos días se había instalado en su casa luego de pasar unos días en un hotel de transición y haberse realizado la prueba PCR, pudiendo reencontrarse al fin con su familia luego de una temporada entera fuera del territorio nacional. 

Previo a su llegada a la liga peruana, la joven promesa del voleibol nacional, desembarcó en tierras catalanas, vistiendo los cuadros azul y granate del FC Barcelona y compitiendo en la liga española, hasta que la pandemia provocara la cancelación anticipada de toda actividad deportiva del club y la cancelación de la liga de voleibol profesional del país, teniendo que anticipar su llegada a Chile en medio de la crisis sanitaria.

«Pensábamos: ¿Cómo vamos a jugar contra Madrid en Barcelona si Madrid no puede salir? Al día siguiente nos dijeron que se cancelaba la liga».

Respecto de la experiencia de vivir el inicio de la pandemia jugando voleibol en el extranjero, Novoa asegura que fue difícil al ser su primera vez en tierras europeas y estando tan lejos de su familia. Empezó a darse cuenta que el virus se había puesto serio cuando en los entrenamientos no se autorizaba darse la mano entre el equipo y se debía mantener una distancia. Fue entonces que, dice, empezó a pensar: «¿Qué pasa si se cancela todo esto? ¿No hay pasajes? ¿Nos van a tener encerradas? Nadie entendía nada y yo menos”.

“Recuerdo que nosotras jugábamos contra Madrid un sábado y era miércoles; Madrid había cerrado las fronteras, nadie podía salir ni entrar. Entonces nosotras pensábamos: ¿Cómo vamos a jugar contra Madrid en Barcelona si Madrid no puede salir? Al día siguiente nos dijeron que se cancelaba la liga», relata.

El club mandó todo un comunicado para decir que ningún atleta del Barça podía entrenar. Después, cuando empezó todo el tema de los vuelos, yo estaba muy nerviosa. Por suerte el club se movió e hizo algo muy bueno: fueron al aeropuerto, trataron de cambiar mi pasaje, lo pudieron hacer y viajé, por suerte”, agrega la deportista. Ella era la única extranjera del equipo que debía retornar a su país de origen.

Entrenar en pandemia y sus dificultades

Entre el periodo de su llegada a Chile desde España y su inicio en Perú, la deportista debió superar las barreras que implicaba la pandemia para poder entrenar. Hoy Beatriz Novoa, asegura que “fue muy difícil porque uno nunca esperaba estar tanto tiempo sin poder entrenar de forma normal. Estuvimos seis meses sin entrenar volley presencial y era algo muy complejo. Fue muy difícil mentalmente entender que teníamos que enfocarnos en la preparación física, que en este momento era lo más importante para llegar de la mejor manera cuando se pudiera volver presencial, porque tampoco teníamos idea cuando íbamos a volver”.

Tratando de recordar esos momentos de superación, recuerda que todo el equipo nacional debió adaptarse a este arduo e incierto momento, en donde tuvieron que reflexionar y replantear su objetivo como deportistas. Como equipo debían concentrarse en la preparación física, que era lo único que podían hacer por el momento. Sobre esto, la seleccionada asegura que fue difícil motivarse a hacerlo porque no es algo que como jugadoras de voleibol hagan recurrentemente.

«Era complejo porque no todas teníamos los materiales, a veces algunas no tenían nada».

Como selección, se reunían una vez a la semana con el entrenador Eduardo Guillaume, en donde analizaban videos de voleibol y mantenían la unión del equipo, y tres veces con el preparador físico Daniel Zapata, con quien principalmente se enfocaban en mejorar la capacidad de salto. Justamente en esta etapa es donde tuvieron más dificultades: “Era complejo porque no todas teníamos los materiales, a veces algunas no tenían nada. Se tenían solamente a ellas y el piso para hacer lo que quisieran, pero nada más, ningún implemento”, asegura la deportista.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Beatriz Novoa V (@beatriznovoav)

Sin embargo, Beatriz logró verle el lado positivo a la adversidad, asegurando que “sirvió mucho mentalmente porque uno lo puede aplicar en todo ámbito. Por ejemplo, en la cancha cuando nos pase algo inesperado en que tenemos que cambiar el switch, seguir y adaptarnos a lo que está pasando”.

Al hablar sobre si la selección ha recibido ayuda del Estado para entrenar en pandemia, Novoa tiene una respuesta rotunda: “No, ningún apoyo. Nosotras nos compramos las cosas para entrenar. Había muchas que no tenían nada y era más difícil”. Para poder equiparar el entrenamiento entre las que contaban con materiales y las que no, explica que las chicas que no contaban con implementos debían hacer el doble de trabajo que las demás que si contaban con material.  Ella tuvo que comprarse implementos como bandas elásticas y pesas. A pesar de los inconvenientes, cree que como selección se han adaptado muy bien gracias al apoyo del staff técnico.

Política y deporte

El periodo constituyente no se ve con mucha esperanza desde los ojos de Beatriz. Aunque para algunos es un momento político en donde se espera se generen cambios profundos en temas como el deporte en Chile, para la deportista es muy difícil que cambien varias cosas, y expone la situación de la selección: «Nosotras estamos entrenando de a nueve, no se puede entrenar de a más. Solamente está el entrenador y nueve de nosotras porque es un espacio cerrado, entonces tenemos que estar diez personas adentro. Eso no es volley; el volley se juega seis contra seis y estamos entrenando de a nueve hace ya un año. Entonces es difícil porque no podemos entrenar el volley como es, tenemos que adaptar las cosas, tenemos que entrenar con la cancha más corta».

«El volley se juega seis contra seis y estamos entrenando de a nueve hace ya un año».

«La federación ha mandado cartas, porque esto lo ve el Ministerio del Interior. Hace mucho que hemos tratado de cambiar la situación de los entrenamientos. Cuando nos hacemos el examen PCR hay cuarenta personas en un espacio cerrado y nosotras que estamos en un espacio más grande no podemos entrenar de doce, entonces es absurdo”. A pesar de su desesperanza, aún espera que se dé más prioridad al deporte en general y no solo al futbol. “Pero de verdad es difícil, ya que es un cambio cultural”, enfatiza.

Jugando en el extranjero

Este año, la selección nacional cuenta con siete miembros del equipo desempeñándose en Estados Unidos, un hecho nunca visto, y con Bea rompiéndola en la liga peruana junto a su compatriota Paula Salinas. En esta instancia, Novoa fue la máxima anotadora en la liga con 244 puntos y además logró igualar el récord de anotaciones por partido en la Liga Nacional, tras sumar 40 tantos en un solo duelo. Se ve un brillante futuro para esta joven selección.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Beatriz Novoa V (@beatriznovoav)

Respecto de los triunfos en el extranjero de ella y sus compañeras, la jugadora de 20 años mira hacia su pasado: “Me acuerdo cuando yo era más chica, hace tres, cuatro años, miraba para arriba y no veía a nadie más grande que estuviera jugando en el exterior, ninguna mujer que estuviera jugando profesional. Nosotras no lo veíamos, es algo muy nuevo. Tampoco había chicas que estuvieran estudiando y jugando como ahora en Estados Unidos. Creo que rompimos un poco el esquema. Hay varias que se fueron a Estados Unidos, que no es fácil. Creo que cada vez estamos motivando a las generaciones más pequeñas a que esto se puede hacer, que se puede jugar al volley, que se puede profesionalizar; uno puede ser profesional”.

La punta receptora de la selección compara y analiza la liga profesional chilena con la estadounidense e indica que “lo que pasa en Chile es que uno no juega partidos, solamente entrena. Obviamente juegas un poco pero no en una liga como en Estados Unidos que tienen toda una liga más larga. Lo que a nosotras como voleibolistas, cuando ya somos más grandes, nos sirve mucho, es jugar harto y en Chile no pasa eso, porque la liga no es tan competitiva y es muy corta”.

«Lo que pasa en Chile es que uno no juega partidos, solamente entrena».

El buen trabajo y desempeño que está teniendo la selección femenina de voleibol se lo atribuye al entrenador Eduardo Guillaume y al preparador físico Daniel Zapata, que, según valora Novoa, han hecho un trabajo muy bueno.

Los próximos objetivos que se plantea el equipo de Guillaume son inciertos, con miras a unos posibles Panamericanos 2023 en Santiago de Chile. Sin embargo, nada concreto. Esperan que, de realizarse, dejar a Chile en lo más alto. “Creo que hemos mejorado mucho y que vamos a hacer algo muy bueno, porque solamente depende de nosotras y depende de seguir metiéndole, seguir con la cabeza ahora que no tenemos campeonatos hasta el momento”, asegura.

El futuro

La chilena de 20 años es clara al hablar de su futuro: “Quiero irme, quiero jugar afuera y estoy viendo propuestas de algunos clubes y ahí voy a tomar una decisión, pero quiero irme. Si es que puedo jugar acá la liga bien, pero si me topa con alguna liga en el extranjero quiero irme, así que para eso estoy viendo y trabajando”.

No le cierra la puerta a volver al voleibol peruano, y es que su paso por aquella liga lo vivió de muy buena forma: “Me gustó muchísimo, la gente, los equipos, cómo se entrena, cómo viven el volley. Es algo muy lindo porque se vive de otra manera y una no está acostumbrada a eso”.

«Realmente todos nos hablaban y nos decían: ¡Que ganen! ¡Ustedes pueden!»

Asegura que todo el mundo ve la liga y está pendiente de lo que pasa en ella. “No estaba acostumbrada a que todo el mundo te hable y te diga ¡Qué bien jugaron! Me decían: Depor (Deportivo Alianza) está muy bien, con Pauli, con Bea, con Ariana Castillo -que era la libero-, con Yomara. Realmente todos nos hablaban y nos decían: ¡Que ganen! ¡Ustedes pueden! Nosotras no éramos el mejor equipo, pero realmente la gente lo vive de otra manera, entonces te llena el alma ver eso y creo que te motiva a ir y dejar todo en la cancha por la camiseta que una tiene puesta”, reflexiona la voleibolista nacional.

Comentarios

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist