Amnistía Internacional: La pandemia en Chile puso en evidencia un legado de políticas deliberadas y crueles

Escrito por el abril 7, 2021

El COVID-19 ha puesto al descubierto y agravado la desigualdad sistémica, la represión generalizada y las políticas destructivas que han contribuido a que las Américas sea la región más afectada por la pandemia, ha afirmado Amnistía Internacional con motivo de la publicación de su Informe Anual.

Foto: Covid 19 en Brasil.

Foto: Covid 19 en Brasil.

En las Américas, el Informe 2020/21. Amnistía Internacional. La situación de los derechos humanos en el mundo, documenta cómo las mujeres, las personas refugiadas, migrantes, el personal sanitario insuficientemente protegido, los pueblos indígenas, las personas negras y otros grupos históricamente olvidados han soportado los peores efectos de la pandemia, mientras algunos líderes han aprovechado la crisis para intensificar su ataque a los derechos humanos.

Al respecto, la directora de Amnistía Internacional para las Américas, Erika Guevara Rosas, afirmó que “durante el pasado año vimos cómo ciertos líderes de las Américas respondían a la pandemia con una mezcla de negacionismo, oportunismo y desprecio por los derechos humanos. No podemos seguir transitando por el camino que lleva al desastre, repitiendo los errores que han dejado a la región asolada por la desigualdad, la discriminación y la destrucción, incluso antes del brote de COVID-19”, aseguró.

La región más afectada

Las Américas ha sido la región más afectada por el COVID-19, con más de 54 millones de casos y 1,3 millones de muertes. Estados Unidos, Brasil y México presentan las cifras absolutas de víctimas mortales más altas del mundo; luego de que sus gobiernos, al igual que los de Nicaragua y Venezuela, emitieran mensajes confusos sobre salud, no implementaran políticas para proteger a las personas que corren más riesgo, o no garantizaran una transparencia plena.

Al comenzar el año 2020, las Américas era la región más desigual del mundo, situación que sólo empeoró con la pandemia, al caer en la pobreza otros 22 millones de personas, en tanto que el número de las que vivían en la pobreza extrema aumentaba en 8 millones. El COVID-19 golpeó duramente a la extensa economía informal de la región, mientras que las medidas gubernamentales con frecuencia menoscabaron los derechos económicos, sociales y culturales de quienes se hallaban en las situaciones de mayor precariedad.

Chile: El legado de políticas deliberadas y crueles

Por su parte, en Chile, de acuerdo a cifras oficiales, ha habido 1.037.780 casos y más de 23.000 personas han fallecido hasta ahora por COVID-19. No obstante, esta cifra de fallecidos considera solo casos confirmados; si se suman los casos sospechosos, la cifra llega a más de 31.000 personas.

La desigualdad, la discriminación estructural y el débil liderazgo del gobierno actual abonó el terreno para que el COVID-19 se propagara con una brutal fuerza en el territorio, haciendo que el país llegara a estar entre los diez con más muertes por millón de habitantes en el mundo. Todo esto en medio de medidas y discursos oficiales alejados de innumerables recomendaciones de expertos, incluyendo de la Mesa Social Covid que el propio gobierno convocó, y de la realidad que se veía en terreno.

Para la directora ejecutiva de Amnistía Internacional Chile, Ana Piquer, “si el gobierno nunca reconoció el colapso del sistema de salud que sí vivieron varios hospitales públicos de zonas más populosas y que atienden a población de menores recursos, difícilmente se iban a preparar como correspondía para la nueva ola de contagio que vemos hoy en día”, añadió.

Foto: Confusam

Foto: Confusam

Asimismo, la pandemia puso en evidencia un legado de políticas deliberadas y crueles que se han mantenido en las últimas décadas sin que ningún gobierno haya hecho cambios estructurales para dejarlo atrás. Las desigualdades y la situación de vulnerabilidad en que viven la mayoría de las personas están enraizadas en un sistema realmente destructivo para los más marginados.

“Los movimientos sociales, que se acentuaron tras el estallido social, gritaron a la cara a las autoridades que esto no daba para más. Sin embargo, quienes protestaron se encontraron con oídos sordos, una tremenda represión y apoyo irrestricto al feroz actuar de las policías, lo que evidenció una enorme falta de liderazgo y humanidad por parte del gobierno del presidente Sebastián Piñera”, mencionó Piquer.

Más información

Informe de Amnistía Internacional 2020/21. La situación de los derechos humanos en el mundo (7 de abril de 2021) https://www.amnesty.org/es/latest/news/2021/04/annual-report

Datos y cifras: Los derechos humanos en las Américas en 2020-21 (7 de abril de 2021) https://www.amnesty.org/es/latest/news/2021/04/facts-figures-human-rights-americas-2020/

Victorias en nuestros derechos a la salud y a la protección  social (7 de abril de 2021)

https://amnistia.cl/nota/victorias-en-nuestros-derechos-a-la-salud-y-a-la-proteccion-social/ 

Descarga el capítulo especial sobre Chile: https://amnistia.cl/landing/informeanual2021/ 

Comentarios

Opiniones
  1. Javier Hernandez   /   abril 11, 2021, (1:03 pm)

    Muy acertado articulo que se corresponde con la realidad que azota Latinoamerica Donde resalta el caso Chileno cuyo gobierno ha sido criticado y advertido no solo por anmestiy Internacional sino Todos los oragnismos de derechos humanos que existen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist