ACHNU: “Es política de Estado vulnerar los derechos de las y los niños que están bajo su tutela””

Escrito por el 4 Julio 2019

Este pasado martes CIPER reveló las cifras de un informe oculto de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) sobre los abusos al interior del Sename, el cual había sido publicado en diciembre de 2018, entregado en la misma fecha a la Fiscalía y con copia directa a autoridades del gobierno vinculadas a este servicio.  

 

La investigación realizada por la PDI refleja el estado de 240 hogares y concluye categóricamente que en el 100% de los centros que dependen del Sename se han cometido “de manera permanente y sistemática acciones que lesionan los derechos de los niños, niñas y adolescentes”.

Durante 2017 -año en que se investigó- la policía registró que hubo 2.071  casos de violencia y maltratos graves al interior del Sename, además de 310 agresiones de carácter sexual. A esto se suma que en un 50% de los hogares distribuidos a nivel nacional se verificó que ocurrieron abusos sexuales.

En este informe caracterizan a los niños y niñas sobre sus aspectos de salud, los centros, los recursos humanos, la infraestructura y la supervisión de los mismos, entre otros temas.

La Radio JGM conversó con la directora ejecutiva de la Asociación chilena Pro Naciones Unidas (Achnu) Francis Valverde, para conversar sobre el rol del Estado en esta materia y la desprotección actual hacia los niños, niñas y adolescentes..

¿De qué forma el Estado vulnera los derechos de las y los niños a través del Sename?

Ningún gobierno se ha hecho cargo de esta situación, este tampoco. El tema del Sename da cuenta que tenemos una estructura de vínculo del Estado con los niños que es pre convención de los derechos y que sigue teniendo como titular a doctrinas irregulares como fundamento de la relación entre el Estado y los niños. El 100% de los niños que están bajo la tutela del Sename, ya sea en residencia o en ambulatorio, son judicializados por lo tanto no hay un vínculo de protección real y universal para todos los niños y niñas que habitan Chile.

Más si pensamos en las iniciativas que están aconteciendo como de niños  y niñas con toque de queda que va en contra de todos sus derechos fundamentales. También va en contra de la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), y que tenemos que presentar ante Naciones Unidas a modo de queja contra el Estado. Todo aparece en contra del eslogan de “los niños y niñas primero”.

La situación de privación de libertad en el que están los y las niñas del Sename tampoco asegura condiciones óptimas de cuidado, ¿qué efectos conlleva esta situación para los niños y niñas desde lo psicológico y para su desarrollo futuro?

Creo que el daño es de tal profundidad que es un trauma permanente en las personas. La agrupación que se ha formado de personas que ahora son adultos y estuvieron en el Sename da cuenta de ello. Son víctimas del Estado en graves vulneraciones de derecho sistemáticas, por lo tanto uno podría pensar que termina siendo una política del Estado vulnerar los derechos de niños y niñas, especialmente los que están bajo sus tutela.

El daño provocado en el desarrollo de los niños y niñas, tanto psicológico como físico, es en la concepción de vida que tienen, el vínculo con los adultos, el miedo como fundamento de relación. Provoca en las personas actitudes de sumisión, de tolerancia al maltrato y al abuso, ya  considerarlo casi como una norma de vida impide que se desarrollen plenamente en todas sus potencialidades. Está demostrado con respecto a la salud mental, a la salud física, y también la total ineficiencia del Estado en las residencias para darles el cuidado que requiere.

¿Puede ser una solución el cierre del Sename o más bien mejorar ese sistema?

Yo no creo que haya ninguna receta ni solución inmediata. Desde mi punto de vista personal, es necesario cambiar completamente la estructura de funcionamiento de las residencias, incluso sacarlos de la mano del Estado en términos de que haya un organismo externo que fiscalice el funcionamiento y que el Estado entregue todo el dinero que corresponde en relación a ello.

En Chile el Estado vulnera sistemáticamente los derechos de los niños y niñas, y una opción es tener una ley integral derechos, un cambio cultural en el vínculo del Estado con los niños y con las niñas, reconocerlos como sujetos de derecho, respetarles su dignidad, impedir todo tipo de violencia y maltrato hacia ellos. Claramente estamos lejos de eso porque lo que estamos haciendo es generar más represión tanto a los niños que están dentro de los espacios de residencia, como a los que están fuera con las últimas normas que quieren impulsar.

Puedes escuchar la entrevista completa realizada en el Noticiero Ciudadano a continuación:

 

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA