Oír para creer: “A la Negra la mataron”, a cuatro años del femicidio empresarial de Macarena Valdés

Escrito por el agosto 17, 2020

Cuatro años han pasado desde que Macarena fue encontrada muerta en su hogar. Misma cantidad de tiempo desde que su familia y toda una comunidad pide justicia por la lamngen que lideró la lucha socioambiental contra la minicentral hidroeléctrica de Tranguil.

Foto: Macarena Valdés

Foto: Macarena Valdés

La activista ambiental mapuche de 32 años, Macarena Valdés, fue encontrada el 22 de agosto del 2016 colgada de una de las vigas de su hogar, sin vida.  Junto a ella se encontraba el menor de sus hijos, un lactante con quien tenía presupuestado salir más tarde al pueblo. Sin embargo, eso no llegó a cumplirse.

Y más tarde fue encontrada sin vida por su hijo de 11 años que volvía de la escuela.

Desde ese momento la sed de justicia por Macarena no ha cesado, entre problemas con la carpeta investigativa, resoluciones privadas encargadas por la familia y la ineficiencia de los organismos gubernamentales correspondientes han incurrido todos estos años, sin encontrar justicia para este caso emblemático que ha sido catalogado como femicidio empresarial.

Desde la comunidad «Newen» de Tranguil gritan claro y fuerte: ¡A la Negra la mataron!

Reconectándose con las raíces Mapuches

A cuatro años del asesinato de su compañera de vida, Rubén Collío recuerda a Macarena como una mujer de carácter fuerte y directa, pero también de una gran ternura cuando se trataba de cuidar a sus hijos, animales o plantas y de lo pendiente que era con las necesidades de los demás.

Estando en la capital, comenzaron a acercarse a sus hermanos y hermanas pero finalmente los viajes a la Quebrada de Macul determinaron sus intenciones de irse a vivir al campo.

Ambos de sangre Mapuche decidieron mudarse de Santiago al sur del país para poder reconectarse con la espiritualidad de su pueblo. Es así como los Collio-Valdés llegaron a vivir a las montañas de Tranguil, en la comunidad “Newen” de la región de Los Lagos.

El sentido de comunidad fue importante para ambos, como también el aprender a vivir en el campo, criar animales, plantar sus propias verduras, flores y cultivar su conocimiento sobre el pueblo Mapuche.

Tanto Macarena como Rubén llegaron con la intención de aprender mapudungun, por lo que levantaron un taller en donde no solo fueron aprendices sino también profesores cuando alguno de sus vecinos necesitaran ayuda.

La familia se volvió a conectar con la pachamama, su cultura y su pueblo, y con la defensa de sus territorios.

En defensa del territorio ante la central hidroeléctrica

En el año 2012 el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) aprobó el proyecto de la minicentral hidroeléctrica de Tranguil, en manos de la empresa RP Global -Hoy conocida como RP Aroyo- junto a la empresa eléctrica SAESA. Dicha aprobación se realizó sin la Consulta Indígena y sin Evaluación de Impacto Ambiental (EIA).

Frente a esto y la futura afectación del territorio mapuche, las comunidades se organización  a través de la Coordinación Newen Tranquil, en donde Macarena y Rubén fueron los líderes de esta lucha.

A pesar de la ardua lucha de la comunidad el proyecto desvió uno de los ríos del sector, taló bosque nativo –lo cual es ilegal-, usurpó parte del territorio mapuche, instaló cableado de alta tensión cerca de las casas de las comunidades y destruyó uno de sus cementerios ancestrales.

Durante meses la familia recibió amenazas en su casa o se enteraron de algunas otras a través de sus peñis. Muchas de ellas se relacionaban con que a Rubén le darían una paliza. Incluso una de vez le dijeron que le iban a incendiar su hogar.

“Claro nunca me imaginé que iban a atacar a mi mujer”, aclara el Werkén.

Rubén recuerda el corte de carretera de ruta internacional Coñaripe-Liquiñe (hacia Argentina) del 1 de agosto de 2016, en donde Macarena demostró toda su fuerza y determinación al ponerse frente a una camioneta que trataba de avanzar por una de las vías de la calle.

Él cree que ese momento “fue cuando empezaron también a darse cuenta que teníamos un puntal, un bastón que si estaba los iba hacer cojear”, indicó Rubén Collío.

Ir a descargar

22 de agosto de 2016: El femicidio empresarial de Macarena

El 21 de agosto dos trabajadores de la constructora Edibor se dirigieron al hogar de Mónica Paillamilla, copropietaria del terreno donde vivían los Collío-Valdés, para advertirle que debía sacar a la familia de ahí antes de que ocurriera algo grave.

Al día siguiente Macarena fue encontrada sin vida.

“Cuando entre recién a la casa, no entendía qué había pasado y creer que ella se haya suicidado eso no se nos pasó nunca por la cabeza, porque no encontrábamos motivo. Venía yo llegando con mi hijo y es como que se te tapan  los oídos y uno no reacciona, como que las cosas pasan en cámara lenta, se siente la cabeza como abombada así como que uno anda medio aturdido”, describe el Werkén respecto de los primeros minutos cuando vio a Macarena.
.

Ir a descargar

Para la familia la situación no calzaba. “Macarena estaba preparándose para salir, tenía sus cosas listas para salir de la casa, las cosas de la guagua lista para salir, estaba su bolso encima de la mesa y se dedicó a dejarnos almuerzo preparado para nuestra comida en la olla encima de la cocina y tenía la plata en el bolsillo del pantalón, entonces no tiene sentido”.
.

Ir a descargar

Para el Servicio Médico Legal (SML) la causa de muerte fue “asfixia por ahorcamiento” sin participación de terceros. Sin embargo, la familia y cercanos de la lamngen Macarena  no creyeron esta versión.

El día del funeral de Valdés, el 23 de agosto, la empresa SAESA siendo custodiados por Carabineros instaló postes y cableado eléctrico para la instalación de la central hidroeléctrica, a pesar de no tener el permiso correspondiente.

Justicia por la Negra

Ante la disyuntiva y dudas del caso de Macarena, la familia contrató al médico forense Luis Ravanal que junto a una histopatología realizada por la médico forense, Carmen Cerda, determinaron que Macarena había sido colgada sin vida.

“Alguien suspendió ese cadáver. El cuerpo estaba sin ningún signo de ahorcamiento, ni siquiera de ruptura capilar”, aclaró el forense posterior a la exhumación del cuerpo de Macarena.

A este peritaje se le suma el informe realizado por el reconocido médico forense John Clark, titulado “Comentarios sobre la muerte de Yudy Macarena Valdés Muñoz”.

El estudio reveló una serie de deficiencias por parte del SML, en donde el perito de la Corte Internacional al igual que Ravanal, comenta que “existe la posibilidad adicional que su cuerpo haya sido suspendido posteriormente para hacer que la muerte pareciera un ahorcamiento suicida”.

Además se sugiere que la muerte no fue “por ahorcamiento suicida, sino por estrangulamiento por ligadura, con un objeto que alguien más sostenía alrededor de su cuello y que lo apretaba con fuerza”.

A esto se suma, las incontables veces que diferentes registros y estudios claves se perdieron de la carpeta investigativa, debido a esto la familia de Macarena informó que haría una denuncia por obstrucción a la justicia. No obstante, la acción no se realizó porque los documentos aparecieron misteriosamente un tiempo después de anunciar la denuncia.

“A la Negra la mataron”, ha sido una frase símbolo del caso de Macarena Valdés que vislumbra la falta de justicia, transparencia y una realidad que no se asemeja a lo anunciado por los organismos del Gobierno, quienes tampoco han querido resolver realmente este caso.

 

La petición de justicia no solo emana desde la familia de Macarena sino de todo el pueblo Mapuche que exige claridad ante este asesinato.

“Pedimos justicia, nosotros ya demostramos la verdad, a Macarena la asesinaron, ahora exigimos justicia, exigimos que se investigue, que se encuentre a los asesinos, que la Fiscalía declare abiertamente que ellos cometieron un error, que el SML declare abiertamente que ellos cometieron un error, que Macarena no se quitó la vida”, aclaró Rubén, compañero de Macarena.
.

Ir a descargar

De esta forma, la pregunta que existe hasta el día de hoy es ¿Quién mató a “La Negra”?

Pedimos justicia, nosotros ya demostramos la verdad, a Macarena la asesinaron, ahora exigimos justicia, exigimos que se investigue, que se encuentre a los asesinos, Rubén Collío.

Iris y Rosa: las dos mujeres mapuches encontradas ahorcadas en su hogar

El pasado viernes siete de agosto la Fiscalía de la Araucanía confirmó el hallazgo de dos cuerpos sin vida en la comunidad  Mapuche, Juan Pinoleo, de Ercilla.

Se trataba de Iris Rosales Quiñilén (53 años) y R.Q.R (17 años), madre e hija, que se encontraban ahorcadas al interior de su hogar. Al siguiente día el SML concluyó que la causa de muerte de ambas fue asfixia por ahorcadura de tipo suicida, sin participación de terceros.

Todo esto ocurrió en el marco de ataques racistas hacia el pueblo Mapuche, como fue el caso de Curacautín y Victoria, en donde grupos organizados de ultraderecha violentaron a los peñis que tenían tomadas las Municipalidades, en forma de apoyo a la huelga de hambre del Machi Celestino Córdova.

Además de estar instalada en una fuerte represión por parte de Carabineros hacia el pueblo Mapuche.

La coordinadora de la Red de Mujeres Mapuche, Diva Millapan indicó que “independiente si esto es un suicidio o si esto es una muerte que involucre a terceros, de todas formas esto tiene una causa,  acá hay violencia en la zona, violencia institucional, violencia propiciada por Carabineros, Fuerzas Especiales instalados vigilando las empresas privadas que son las forestales, las hidroeléctricas de la zona, que se han transformado en guardias privados”.
.

Ir a descargar

En este mismo contexto, y a un aniversario más del asesinato empresarial de Valdés, la vocera de la Coordinadora 8 de Marzo, Javiera Manzi, enfatizó en que “el sistema de (in)justicia concluye rápidamente lo mismo que concluyeron sobre Macarena: que es normal que en Wallmapu las mujeres aparezcan ahorcadas. Nos negamos asumir sin dudar que estos hechos sean mera coincidencia, pues se producen en un contexto de ataques racistas desplegados por grupos empresariales con el beneplácito y tolerancia del gobierno”.
.

Ir a descargar

Es importante aclarar que Iris y Rosa no eran activistas ambientales ni dirigentes, sin embargo la comunidad completa se encuentra afectada por la pérdida. Desde la familia de ambas piden respetar su duelo y llaman a informar de manera correcta ante la oleada de fake news que se han creado y afectado a sus más cercanos.

Cadenazo por Macarena

Finalmente, Radio JGM participará, junto a otras radios comunitarias, de un Cadenazo Radial convocado por la Coordinadora Justicia Para Macarena Valdés, bajo la consigna  «Macarena eres Semilla/ Petu mongeleiñ». 

La transmisión se realizará el 21 de agosto, «en el aire de las frecuencias y sonidos libres, por la defensa del territorio y la vida, por la existencia de quienes luchan en contra del saqueo de este sistema impuesto y en contra del racismo impune y patriarcal».

CADENAZO RADIAL Macarena eres Semilla/ Petu mongeleiñ

Causes event by Justicia Para Macarena Valdés on Friday, August 21 2020

Comentarios

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist