Memoria del baloncesto femenino: 15 años sin la ‘abeja reina’

Escrito por el 25 Mayo 2019

Una denuncia por presunta desgracia alertó que la mejor basquetbolista de la historia de nuestro país no había llegado a su casa en mayo de 2004. Finalmente, Ismenia Pauchard fue hallada el 31 del mismo mes sin vida. Acá, un repaso por la historia de la ‘abeja reina’

La década del ’50 fue una privilegiada. Tuvo a la mejor basquetbolista que ha existido en la historia del deporte nacional: Ismenia Pauchard. La espigada mujer originaria del sur de Chile fue multicampeona en la disciplina a nivel nacional defendiendo los colores de Colo-Colo y el Club Antonio Labán.

Destacada pívot, Pauchard nació el 20 de noviembre de 1932 en Traiguén. De temprana edad destacó en los deportes, practicando atletismo, salto largo entre otros en el liceo de Angol. Más tarde se trasladaría a Santiago, donde comenzaría a dar sus primeros pasos en el básquetbol. Famae fue el club con el que debutaría en 1951, convirtiéndose en una de las jugadoras más importantes, tanto así que en 1953 sería vicecampeona del Torneo Nacional.

En 1954 Colo-Colo fijaría sus ojos en ella. Visitó el indio en el pecho por 18 años, tiempo en el que desarrolló un amor incondicional por la camiseta alba. “Sobre Colo Colo, bueno, es una camiseta que aprendí a querer desde muy temprano” declaró en el libro “Grandes deportistas” de Patricio Manns.

Con la ‘6’ como dorsal, Ismenia defendió también a la Selección Nacional de Chile, alcanzando dos veces el título de campeona sudamericana. El primero en 1956 en Ecuador y el segundo como local en Chile 1960. Participó de mundiales también, alcanzado el 7 mo y 11vo lugar. Nunca se cansó de tener reconocimientos: fue destacada como la máxima encestadora en los sudamerianos que disputó y deslumbró a todos los asistentes.

El retiro

En 1973 y con 41 años de edad, Ismenia se retiró del profesionalismo, lo que no impidió que se mantuviera ligada al deporte que más amó. Como funcionaria de Banco Estado, se hizo cargo del equipo femenino de la entidad bancaria. Además dirigió al equipo de la Universidad de Santiago y al equipo de Thomas Bata.

Sus equipos se caracterizaban por la disciplina y el buen rendimiento, así lo cuenta María Céspedes, quien fuera alumna de la ‘abeja reina’ en una nota concedida a EMOL. “Tenía un carácter difícil de encontrar en la mujer chilena. Defendía a sus jugadores contra dirigentes, contra el público. Su equipo era ordenado, muy disciplinado, hacía que marcáramos diferencia en todo”, expresó la exjugadora.

Los años le pasaron la cuenta y las energías ya no eran las mismas. Decidió volver al origen y se instaló en una cabaña en la zona de Caburgua donde viviría en la tranquilad hasta el fatal 22 de mayo de 2004. Ismenia siempre fue una mujer de carácter fuerte y en esa ocasión no fue la excepción. Reclamó unos objetos que le habían sido robados y según consignó la prensa de la época, Rodrigo Vega el autor del hurto, asesinó a la basquetbolista con golpes de puño y un tuvo de pvc, para luego esconderla entre la vegetación del sector. El cuerpo fue hallado el 31 de mayo de 2004 y la sentencia para Vega se dio a conocer en 2005, donde fue condenado a ocho años de prisión.

Un cruel final para la ‘abeja reina’, para la mejor basquetbolista de la historia nacional, que a 15 años de su terrible asesinato sigue presente e la memoria de todos los que siguen buscando a una nueva Ismenia en las nuevas generaciones.

Fotos: Archivo Revista Estadio y Revista Gol y Gol

 

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA