11 años de lucha: El proyecto Alto Maipo sigue con vida

Escrito por el abril 18, 2018

Ante la larga vida que ha tenido el proyecto hidroeléctrico Alto Maipo, se hace necesario un recuento para aclarar su historia, que ha tenido por más de 11 años a la empresa y a la comunidad en constante disputa. Enfrentamiento que lamentablemente parece estar muy lejos de acabar.

El proyecto hidroeléctrico Alto Maipo está conformado por dos centrales de pasada ubicadas en la parte alta del Río Maipo: “Alfalfal II” y “Las Lajas”, las cuales generarían una potencia de 531 megawatt (MW). Ambas buscan transportar las aguas de una cuenca a otra por un canal de 70 kilómetros longitud- lo que se conoce como central de pasada-, de realizarse se convertiría en una de las más grandes del mundo.

El inicio del Alto Maipo se remonta al año 2008, cuando la compañía Estadounidense  AES Gener presenta el proyecto al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA). Al mismo tiempo la empresa entrega esta información a la Municipalidad de San José del Maipo, donde no poseían ni los recursos técnicos ni los monetarios para poder estudiar la documentación entregada. Por lo que decidieron recurrir a un colegio de la zona para que los profesores y profesoras pudieran revisar los documentos.

Durante este estudio los docentes entendieron el grave problema que significaría la llegada de Alto Maipo y compartieron su preocupación con los vecinos, buscando su ayuda para elaborar una respuesta al estudio de impacto ambiental. En este contexto nace la Coordinadora No Alto Maipo. Marcela Mella, vocera de la agrupación relata al medio el comienzo de esta historia.

No Alto Maipo empezó a trabajar de forma muy consciente, entendiendo el grave problema que se generaría si el proyecto hidroeléctrico fuera construido. Una de sus primeras misiones fue  realizar las observaciones ciudadanas y presentarlas como parte de la respuesta a los documentos presentados por AES Gener. Finalmente se redactaron más de 8 mil observaciones ciudadanas que hasta hoy están sin respuesta. La vocera de la Coordinadora ciudadana nos relata como fue este primer proceso.

El 30 de Marzo del año 2009 y durante el primer gobierno de Michelle Bachelet el proyecto Alto Maipo es aprobado dentro de un oscuro panorama. Desde la oficina regional de CONAF, la por ese entonces directora regional María Teresa Latorre, rechazó la aprobación sectorial del proyecto por vulnerar la Ley N° 20.283 al establecer la corta de especies arbóreas protegidas- como el ciprés-.

¿Qué pasó con esto? La ex directora ejecutiva de CONAF, Catalina Bau, instó a través de correos, que luego fueron filtrados en la prensa, que se aprobara el proyecto Alto Maipo .

Acá es donde empieza a volverse más oscuro esta decisión: Catalina Bau es ex esposa de Enrique Correa, dueño de la empresa de lobby Imaginaccion, la que por esos momentos prestaba asesoría a AES Gener. Durante el año 2010 Catalina fue incorporada como consultora asociada a Imaginacción.

Finalmente y frente a una comisión investigadora de la Cámara de Diputados, Catalina Bau acusó que la falta de profesionales en la región habría conducido a errores a la directora regional María Teresa Latorre.

Esta complicada situación fue conocida por la coordinadora No Alto Maipo, y así lo recuerda Marcela Mella.

Luego de ser aprobado, Aes Gener necesitaba inversionistas que quisieran participar en este proyecto, cuatro años después de aprobado lo consiguieron; Antofagasta Minerals, empresa del multimillonario empresario Andrónico Luksic, quien compra el 40%  de las acciones de Alto Maipo con la promesa de que el 80% de la energía generada diera a parar a la Minera Los pelambres, ubicada en la provincia del Choapa.

Cuando ya tenían el financiamiento y gracias a la presión social ejercida por diferentes comunidades el proyecto vuelve a caerse. Desde la coordinadora asistieron a reuniones con directores de Antofagasta Minerals y les advierten que participar en este proyecto los afectará más de lo que los beneficiará. Así lo explica la Vocera de No Alto Maipo

La salida de Luksic, ocurrida en enero del 2017 trajo diversas consecuencias, además de las económicas. Un mes después de su salida la Superintendencia de Medio Ambiente empieza un proceso de sancionatorio frente a todos los problemas ambientales generados por la empresa en estos años.

Actualmente y tras más de un año de negociaciones entre AES Gener y la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), se aprobó el programa de cumplimiento para responder a los 14 cargos realizados por la SMA. Lo que se convierte en uno de los últimos pasos para que Alto Maipo vuelva a las obras, de conseguir el financiamiento de parte de la banca, este controversial proyecto renacería.

 

Comentarios

Canción actual

Title

Artist